Mes: enero 2019

¿Cómo cambiar la tapicería de una silla en casa?

¿Te acabas de mudar y ahora las sillas de tu salón no pegan ni con cola con tu nuevo piso? ¿Alguna de tus sillas ha sufrido daños con el paso del tiempo y ya es hora de darle un lavado de cara? Entonces, no pierdas esta magnífica oportunidad de dar a tu casa un nuevo toque y cambiar la tapicería de todas tus sillas.

No te preocupes porque con un poco de paciencia y contando con las herramientas y los materiales adecuados en menos que canta un gallo tendrás tus sillas colocadas para ser usadas de nuevo. Además es la mejor manera de ahorrarte un buen dinero en lugar de tener que contratar a un tapicero.

Lo primero que debes hacer es llegarte a una buena tienda de telas donde cuentes con una gran variedad para elegir. Pídele a la persona encargada de la tienda que te aconseje sobre los tipos de tela que mejor servirían para el tipo de trabajo que te dispones a hacer.

Y es no solamente vale con que nos gusten mucho el diseño y además vaya a juego con las cortinas de nuestro salón, sino que también debemos pensar en al calidad para que no estemos en unos meses de vuelta comprando otra tela nueva para cambiar la tapicería de nuevo.

Un vez tengas la tela comprada, asegúrate de tener una pistola de grapas para hacer el trabajo. Retira la tela vieja. Puedes aprovechar para cambiar también la esponja que con los años se va hundiendo. Ya solamente necesitarás medir, dejar un margen para grapar y en un plis plas habrás terminado. Evidentemente la primera te costará algo más pero cuando hayas cogido el truquillo, el resto será coser y cantar.

Consejos para ahorrar al contratar un tapicero

No obstante, si eres de esas personas que no tienen paciencia, ni maña ni tiempo, lo mejor es que recurras a un profesional para cambiar tu tapicería, pues de esta forma te asegurarás que obtendrás un buen resultado.

No obstante, no todos los tapiceros cuentan con la misma tarifa, por lo que antes de decidirte por alguno pide varios presupuestos y averigua si el pago se establece por horas o por servicio total. Recuerda además que al precio de la mano de obra le deberás añadir el de los materiales, por lo que si quieres ahorrar, puedes comprarlos tú.

En cualquier caso, es importante que pidas que te en un presupuesto cerrado para evitar sorpresas más tarde. Y si algún conocido puede recomendarte a algún tapicero, mejor que mejor.

Pero si no sabes a quien acudir, no te preocupes. Solamente dinos el día y la hora que necesitas realizar esta tarea y el precio que estás dispuesta a pagar y desde aqui te enviaremos al mejor profesional de tu ciudad para que puedas cambiar la tapicería cuando tu prefieras. Todo son ventajas. ¿A qué estás esperando para encargar tu tarea con nosotros?…