La caldera amigable con su bolsillo y con el medio ambiente

Las calderas son imprescindibles en los hogares modernos, pues cumplen dos objetivos esenciales como son: proporcionar calefacción a la vivienda y suministrar agua caliente sanitaria, de allí la importancia  de asegurarnos de mantenerlas en correcto funcionamiento dándoles el   mantenimiento adecuado y cuando ya no sean eficientes, trayendo a casa una caldera nueva.

Y es que el consumo energético puede ser una de las razones de peso para pensar en la sustitución de la caldera, pues  aunque el precio de la misma representa una inversión considerable, las más modernas pueden suponer un ahorro sustancial en la factura mensual y por ende un ahorro en el presupuesto familiar.

En esta línea de encuentran las calderas de biomasa, que llegaron a España hace ya un tiempo y que llegaron para quedarse por los beneficios que aportan

Pero como funciona una caldera de biomasa? Estás calderas utilizan combustibles orgánicos tales como la leña, los pellets y los huesos de aceitunas.

Pero también es cierto que la inversión inicial requerida para adquirir una caldera de este tipo puede resultar un poco más alta que la convencional de gas o gasóleo, por lo que consultar con los técnicos especialistas instaladores de calderas puede ser lo que necesite para no tener que dedicarse a entender las características de funcionamiento, determinar los requerimientos de espacio y las necesidades energéticas y además tener  que averiguar entre varios proveedores,  para finalmente realizar la comparación y seleccionar la mejor opción tanto en prestaciones como en precio.

Algo que también deberá tomar en cuenta es la comparación del precio de este tipo de energía orgánica respecto al gas y  al gasoil. El combustible más costoso es el gasoil y la astilla puede generar un 70 % de ahorro respecto a este.  El pellet y el gas tienen precios similares entre sí pero también son más económicos que el gasoil.

Una comparación que puede darnos una idea en cuanto al costo de instalación y amortización es el siguiente:

Una vivienda unifamiliar de 250 m2 puede requerir una caldera de 25 KW de potencia, que en conjunto con la obra civil puede llegar a costar unos 5000 euros, por lo que considerando el gasto por consumo de gas y gasóleo, supondría una amortización en unos 6 o 4 años.

Pero también vale la pena conocer otros beneficios que aporta la biomasa, destacando entre ellos los siguientes:

  • Al poder obtenerla de la naturaleza tiene es un combustible renovable y que puede ser inagotable.
  • La generación de emisiones energéticas de una vivienda que disponga de una instalación d biomasa es prácticamente cero, con lo cual obtendrá una certificación energética de A
  • Al ser un recurso con el que se cuenta en España, se reduce la dependencia energética del extranjero.
  • Podría convertirse en una fuente de empleo importante.

Los inconvenientes que pueden generarse al decantarse por esta solución son:

  • La necesidad de dar un mantenimiento más frecuente debido a la acumulación de cenizas y residuos.
  • El costo de adquisición, que por ahora es más alto que el de las de gas o gasóleo
  • Requiere realizar obra civil y disponer del espacio adecuado para almacenar los pellets, la astilla o los huesos de aceituna.

Busque asesoría y tome la decisión con información, pero si su preocupación más importante es el medioambiente la biomasa es para usted.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *